Síguenos en:  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en por RSS

El cigarrillo y sus efectos en el ambiente

Dejar de fumar también protege al planeta

Por , Redactora freelance

Deforestación, contaminación, efecto invernadero y acumulación de desechos, son algunas de las consecuencias de la fabricación y el consumo del cigarrillo.

El hábito de fumar no solo representa un daño para la salud. Su fabricación y venta tienen grandes efectos sobre el ambiente y para todos los seres vivos que lo habitan.

Copyright Dominio Público

A menudo se habla sobre los efectos que tiene el consumo del cigarrillo sobre la salud, pero poco se dice de la manera en que afecta al ambiente. La Organización Mundial de la Salud, a través de su Centro para el Control del Tabaco, señala: “Ningún otro producto de consumo masivo causa tanto daño desde su cultivo, producción, uso y desecho como el tabaco”. Desde el momento que comienza el cultivo del tabaco hasta que se desechan las colillas de los cigarrillos, los efectos sobre el ambiente no son para nada amigables. Deforestación, contaminación, efecto invernadero y acumulación de desechos, son algunas de las consecuencias de la fabricación y el consumo del cigarrillo.

Consecuencias de la fabricación y el cosumo de cigarrillos

1- Deforestación:

  • El cultivo de tabaco es una de las principales causas de deforestación en el mundo. El espacio que dejan tres de cada ocho árboles que se talan es ocupado por plantas de tabaco. Por año, se utilizan entre 82,5 y 175 millones de metros cúbicos de madera para la producción del tabaco, lo que representa entre 1,2 y 2,5 millones de hectáreas deforestadas. La mayor parte de la deforestación, debida al cultivo de tabaco, tiene lugar en países en vías de desarrollo.

  • Además, para que las hojas del tabaco se vuelvan de color marrón y adquieran el aroma típico del tabaco, se debe aplicar calor a una temperatura de 70º C. Para este proceso, que se denomina curado, en la mayoría de los países tabacaleros se utiliza madera como combustible. Se calcula que para realizar el curado de un kilo de tabaco se necesitan 5,5 kilos de madera. A su vez, por cada árbol adulto que se tala solo se obtiene la energía necesaria para elaborar 300 cigarrillos (datos de la Organización Mundial de la Salud).

2- Contaminación:

  • Las plantas de tabaco necesitan muchos más nutrientes que otras especies vegetales, por lo tanto, los suelos tienen que ser fertilizados constantemente. Por otro lado, para controlar las plagas se utilizan grandes cantidades de pesticidas. Uno de los pesticidas usados es el metilbromuro, un producto químico que afecta la capa de ozono. Tanto los fertilizantes como los pesticidas contaminan el suelo y el agua y pueden afectar a otras plantas y animales causando alteraciones en la biodiversidad. Una vez que se realiza la cosecha del tabaco, los suelos se agotan y quedan inutilizados; razón por la cual, hay que esperar varios años para volver a sembrarlos.

  • Las colillas de los cigarrillos representan un gran problema: son consideradas residuos peligrosos. En ellas se encuentra el filtro cuya función es absorber las sustancias peligrosas presentes en el cigarrillo (nicotina, alquitrán, monóxido de carbono, compuestos de plomo y cadmio, etc.) y enfriar el humo, aunque no logra evitar los efectos nocivos en la salud de las personas que fuman. En su gran mayoría, los filtros están hechos de acetato de celulosa, un material derivado del petróleo que no es biodegradable y que puede permanecer en el ambiente por más de 25 años.

  • Las sustancias que quedan en los filtros se solubilizan cuando entran en contacto con el agua, contaminándola. Se estima que una colilla de cigarrillo puede contaminar hasta 5 litros de agua.

  • Durante la fabricación de los cigarrillos se produce gran cantidad de desechos entre los que también se encuentran varias sustancias químicas.

  • El humo del cigarrillo tiene muchísimas sustancias tóxicas, entre ellas el monóxido de carbono, que constantemente son liberadas al aire que respiramos, dismuyendo su calidad.

3- Efecto invernadero:

  • Al talar bosques y selvas para cultivar y curar el tabaco, disminuye la cantidad de árboles y, por lo tanto, la capacidad del ambiente para absorber el dióxido de carbono.

  • El consumo de cigarrillos aumenta el efecto invernadero. Se estima que los fumadores producen 225.000 toneladas de dióxido de carbono, la misma cantidad de dióxido de carbono que producirían 12.000 automóviles si cada uno recoriera 10.000 km.

4- Exposición a plaguicidas:

  • Los plaguicidas que se usan en las plantaciones de tabaco también son muy nocivos para la salud. Debido a la falta de información, los trabajadores manipulan los plaguicidas sin protección y tienen un contacto directo con estas sustancias químicas, por lo que sufren graves intoxicaciones.

  • Al estar en contacto con las hojas de la planta de tabaco, muchos trabajadores sufren una enfermedad denominada “enfermedad verde” causada por la absorción de nicotina a través de la piel. Algunos de los síntomas son: nauseas, vómitos, mareo, cefaleas, dolores abdominales, alteraciones del ritmo cardíaco y de la tensión arterial. Se estima que cada 1000 trabajadores, 10 padecen esta enfermedad.

  • En muchos países que se dedican al cultivo de tabaco se utiliza mano de obra infantil. Los niños también están expuestos a los efectos tóxicos de los pesticidas y la nicotina.

5- Producción de incendios:

  • Muchos incendios forestales son causados por cigarrillos o colillas mal apagadas.

  • En los hogares, un cigarrillo encendido también puede provocar un incendio y poner en riesgo la vida de la familia.

6- Producción de basura:

  • Las colillas de los cigarrillos son una importante fuente de basura en el mundo. Se calcula que anualmente se arrojan a la basura cerca de 4,5 billones de colillas.

  • Las colillas de cigarrillos también son la principal causa de basura en las playas y océanos, representan casi el 30% de la basura total recogida en esos lugares (dato aportado por la ONG Ocean Conservancy con sede en Washington, Estados Unidos). No solo contaminan el agua porque liberan las sustancias tóxicas retenidas en el filtro, sino que son una amenaza para las aves, los peces y otros animales pequeños que las ingieren cuando las confunden con comida, lo que puede provocarles la muerte.

El consumo de cigarrillo no solo afecta la salud de las personas que fuman. Las personas que no fuman también pueden tener problemas de salud cuando están expuestas al humo ambiental o de segunda mano. Además, este hábito tiene un impacto negativo sobre el ambiente, aunque no sea de forma inmediata. Por eso, si usted es fumador, intente dejar de fumar. Abandone ese hábito que no es bueno ni para usted ni para el ambiente.



Gabriela Schiavi


por Gabriela Sachiavi
Redactora freelance

Deja un comentario:



Todas las categorías de AquiEncontras.com


Se nuestro redactor y gana dinero

©2013 AquiEncontras.com. Todos los derechos reservados.